Después de muchísimo tiempo, hemos vuelto a revitalizar la asociación ACASS, en defensa del sistema público de pensiones, con una jornada en que creo que todos los ponentes han coincidido en que han de ser públicas, dignas y suficientes. Sin obviar que  sí, se han de acometer reformas, pero no en el sentido que lo han hecho los últimos gobiernos del PSOE y del PP. 


No podemos más que agradecer la brillante y acertada intervención del Secretari del Departament de Treball, Josep Ginesta, que puso el acento en que la mejora y "sostenibilidad" de las pensiones ha de realizarse por la vía de los ingresos, no del recorte de las prestaciones. 

omo brillantes fueron las intervenciones de, ahora puedo decir mis compañeros de la UAB, Ricard Esteban y Carolina Gala. El primero fue crítico, y con razón, con la actual regulación de compatibilidad de la pensión de jubilación con el trabajo profesional, que parece beneficiar a pensionistas, digámoslo así, más privilegiados, por provenir de profesiones liberales.

Carolina subrayó la discriminación que supone la actual regulación del mercado laboral con la población femenica -explicó muy acertadamente como la temporalidad y la conciliación de la vida familiar y laboral siempre la realizan las mujeres, con evidente perjuicio de su salario actual y de su pensión futura-, pero también avisándonos del factor de sostenibilidad y su aplicación, que nadie sabe el alcance que tendrá cuando entre en vigor en el año 2019. Eso sí, todos tenemos claro que supondrá la reducción efectiva de las nuevas pensiones de jubilación. 

Los siguientes ponentes, Isabel Macarulla de @ecom -explicó la odisea de las personas con discapacidad para acceder a una pensión pública-, y Prudenci Vidal, nuestro querido profesor, leyó la intervención que Domiciano Sandoval tenía preparada, siguieron con un alto nivel en sus intervenciones. Lástima que el Magistrado Joan Agustí no pudo participar finalmente por culpa de la agenda judicial -no es fácil ser juez en estos tiempos-, pero contamos con él para futuras ocasiones.

Una mención especial para Carme Pujol y mi compañero Jordi Pujol Moix. Ambos son miembros del ACASS desde sus inicios, y siguen con la misma intensidad en la defensa de las pensiones públicas. Sin ellos, no habría ACASS ni hubiese sido posible esta jornada.
Finalizamos con un "apasionado" debate en la que participaron diversos activistas de Marea Pensionista -gracias por asistir y por participar, pero especialmente, por vuestra lucha, ejemplo para las generaciones futuras-. Como también les agradezco a mis compañeras de Col.lectiu Ronda que acudiesen a la jornada. 
Creo, sinceramente que fue un éxito, que el nivel de los ponentes de la mesa fue muy alto. Que son necesarias más jornadas como ésta, por su interés....y es que la sala se quedó incluso pequeña. Pido perdón a las personas a las que no se permitió la entrada porque el aforo estaba lleno....al punto que casi no se le permitió entrar al Magistrado del Tribunal Supremo, Jordi Agustí, al que tuvo que acudir al "rescate", nuestra compañera del ACASS, Carme Pujol.
En fin, y un abrazo muy grande a Domiciano, que por problemas de salud, no pudo asistir, pero su intervención, que como he comentado, leyó Prudenci, fue de lo más ovacionado de la mañana. La reproduzco, literalmente, a continuación:
 
"Este es un debate que sin duda afecta hoy en día a la mayoría de países avanzados, no solo a España, y es una consecuencia directa del auge y empuje del capitalismo que desde la caída de la Unión Soviética, y del muro de Berlín, está desarrollando una carrera desenfrenada, para terminar con los derechos sociales conquistados a partir de la II Guerra Mundial, lo que se ha venido conociendo como Estado del Bienestar. 

No entraré en este debate por la falta obvia de tiempo de que disponemos, pero permitirme que cite dos frases que tengo en mente, y que lo situarían en su justo contexto, la primera es de Warren Buffett, y decía; “esta es una guerra entre ricos y pobres, y la vamos ganando los ricos”, La segunda es de la Directora General del Fondo Monetario Internacional Cristine Lagarde y dice; “los ancianos viven demasiado y son un riesgo para la economía global. Tenemos que hacer algo ¡y Ya¡.

Permitirme que aborde la parte que a mí me toca de este debate, como lo vemos desde de la calle, y desde una perspectiva con menos tecnicismos que quizá lo veis vosotros. Esto ha de ser así, ya que es desde la Marea Pensionista a la que represento, y desde la Coordinadora Estatal de Defensa de las Pensiones Públicas de la que formamos parte, desde donde forzosamente hemos de poner la atención, en la calle, y en el sufrimiento de la gente, que padece las consecuencias de las míseras pensiones que tenemos.
Es nuestro SPP un sistema de reparto, por tanto es un sistema solidario entre generaciones, y un sistema esencial en la redistribución de renta a las familias, sin el cual difícilmente nuestro país hubiera podido aguantar la mal llamada crisis que empezó en 2.007 sin haberse alterado la denominada paz social, pues las estadísticas nos indican, que hay unas 800.000 familias en España que subsisten gracias a la pensión de sus padres o sus abuelos, y otras 200.000 que necesitan algún tipo de ayuda para pagar hipotecas, comedor de los nietos, o llegar a fin de mes. Dicho SPP tiene unas carencias muy graves para la sociedad de hoy en día, la sociedad del Siglo XXI, que trataremos de exponer.
 
La Carta Social Europea fija una cantidad de 1.080 € mensuales para que una persona pueda vivir dignamente, mientras que en España el umbral de la pobreza está establecido en 11.574€ anuales, claramente por debajo de los 15.120 que fija dicha carta social como mínimo vital para tener una vida digna:
Ahora fijémonos en la situación en España aunque sea a groso modo.
La pensión media de IP es de 924,15€
La pensión media de jubilación es de 1.024,95€
La pensión media de viudedad es de 631,63€, claramente por debajo del índice de pobreza.
La pensión media total es de 889,58€, ligeramente superior al índice de pobreza.
Tenemos un total de 2.483.994 pensiones con complemento de mínimos, de las que 1.574.063 corresponden a mujeres y 909.931 a hombres.
Sin ningún género de dudas, las mujeres, la mitad de la población padece la peor situación posible en materia de pensiones. Es cierto en parte, que esto se debe a un modelo patriarcal de la sociedad, que ha establecido unos roles y condiciones sociales determinadas, pero no es menos cierto que la clase política, empresarial… dominada por hombres, no ha dado nunca pasos decisivos hacia la consecución de la igualdad de género, de tal manera que casi 2.200.000 mujeres subsisten con una pensión de 643,93€, muy por debajo del índice de pobreza.

¿PORQUE EL SPP EN ESPAÑA PADECE ESTÁ SITUACIÓN?
La Marea Pensionista considera que no hay ninguna razón de índole económico, para que 32 años después de haber entrado España a formar parte de UE, se mantenga esta situación dramática de nuestro SPP, por lo tanto consideramos que todas las razones son de índole político y trataremos de explicarlas.
EL DENOMINADO PACTO DEL 78.
Este pacto asumido en su día por las fuerzas políticas, bajo presión de los poderes facticos y militares del anterior régimen, estableció las coordenadas básicas del bipartidismo que nos han traído a esta situación.
Este bipartidismo, nos ha conducido a una sociedad de muy pobre concienciación política, muy individualista y consumista, i de difícil movilización colectiva para la conquista de derechos y libertades. Decía Montserrat Roig, que “la cultura es la opción política más revolucionaria a largo plazo” y de eso, de cultura hemos tenido una gran carencia.
A la vez que se ha desmontado esa base ideologíca y de conciencia política, la llamada izquierda se encuentra dividida y en franca retirada, sin capacidad para articular un discurso práctico y unitario, que sea atractivo para una sociedad de mayoría de izquierdas, sí, pero disgregada, huérfana de líderes políticos y de proyecto.
Una buena prueba de esto que estamos diciendo, sería que unos tres millones de votos de pensionistas van a parar al Partido Popular, el partido que más daño está haciendo a nuestros derechos sociales y libertades.

EL ABANDONO DE LA POLITICA.
Los políticos han abandonado claramente su función política, cuyo espacio ha sido ocupado por la economía y sus previsiones catastrofistas para el conjunto de la sociedad, pero muy rentables para las elites dominantes del capitalismo. Esto ha hecho que los políticos, hayan abandonado su obligación de sentirse y ser antes que nada servidores públicos, y hayan pasado a dejarse atrapar por los poderes económicos (cargos en consejos de administración, puertas giratorias, corrupción), lo que ha conducido a una situación de corrupción tal, que ha llegado a afectar de forma gravísima a todas las instituciones del Estado. De ahí es de donde surge la bocanada de aire fresco que supuso el 15M y el “no nos representan”,
EL CAMBIO DE UNA ECONOMIA PRODUCTIVA A UNA EXPECULATIVA.
Este cambio ha provocado que el dinero destinado a producir bienes y servicios, haya disminuido y marchado hacia una economía puramente especulativa, donde prima la ganancia fácil en bolsa, a favor de los inversores, contra la economía de empresa, basada en el valor añadido de sus productos y servicios, y en el orgullo de ser empresario.

EL PACTO DE TOLEDO.
La Marea Pensionista, considera que el Pacto de Toledo firmado alegremente el año 1995, por el Gobierno, la Patronal y los Sindicatos mayoritarios CCOO Y UGT, supuso de facto la puntilla al SPP en España, y lo hizo básicamente por una razón. Porque estableció el pago de las pensiones contributivas, mediante las cotizaciones sociales y empresariales, desvinculándolas de los PGE. Consideramos que este punto y no otro, es el que ha venido provocando posteriormente la realización de políticas laborales, encaminadas a terminar con los puestos de trabajo, de alto valor añadido, y de salarios medios y altos como los de banca, seguros, telecomunicaciones, siderúrgicas, naval, minería… así como a aprobar reformas laborales que nos han conducido a la situación actual, del trabajo de mala calidad y contratación cada vez más precaria, con la consiguiente merma de ingresos en las arcas de la Seguridad Social.

LAS SUCESIVAS REFORMAS LABORALES.
Todas las reformas laborales, las del PSOE y PP han ido encaminadas a disminuir los salarios y la calidad del empleo, así como a debilitar la negociación colectiva, la última de ellas del Partido Popular ha sido de tal calibre, que está condenando a los trabajadores a ser pobres de por vida y trabajando. Por primera vez en la Historia, la generación venidera tendrá unas condiciones de vida peores que la anterior.

LA ASUNCIÓN DE COSTES DE LA SEGURIDAD SOCIAL FUERA DE LUGAR.
La actual situación política, con un gobierno claramente escorado a la derecha, presionado por las entidades financieras y de seguros, sin una oposición que haga de contrapeso, hace que realice políticas totalmente contraproducentes para el SPP, como la concesión de tarifas planas a las empresas, para la creación de empleo (¿que no es una función de la empresa, la creación de empleo?), o mientras la Seguridad Social tiene déficit, ha de asumir el gasto de su funcionamiento organizativo y mantenimiento de edificios públicos. ¿Qué no lo pueden asumir los PGE, como en los demás organismos Públicos?
 
LAS REFORMAS DE PENSIONES DEL PSOE Y DEL PP, EN 2.011 Y 2.013.
La Ley 27/2011 ya fue de una dureza extraordinaria, y supone un ataque en toda regla al SPP, ya que incluye varios factores de retroceso en el derecho al cobro de la pensión. Alarga los años de la base reguladora de 15 a 25 años. Alarga la edad de jubilación a los 67 años y pone todo tipo de trabas a la jubilación parcial y anticipada. Le siguen el Real Decreto Ley 20/2012, de reforma de la cobertura por desempleo; el Real Decreto 28/2.012 de 30 de noviembre, donde el Gobierno en contra de las normas internacionales, desvincula el incremento de las pensiones del IPC. La Ley 23/2013 reguladora del factor de sostenibilidad, que entrará en vigor en enero de 2019 y que significará de facto, una perdida grave en las expectativas de los de los nuevos pensionistas, ya que estará vinculada a la esperanza de vida. Además de estas medidas el Decreto Ley 5/2013, que dejara desprotegidos a los mayores de 50 años, para que engrosen las filas de la mano de obra de la nueva esclavitud.

CONCLUSIÓN.
Tenemos un Gobierno que ha decidido cambiar de una SPP, que aunque deficitario y muy mejorable, es solidario y redistribuidor de renta, a un sistema de la mínima expresión, de caridad decimos en la Marea Pensionista, donde los ingresos serán cada vez menores, mientras aumentan la necesidades a cubrir, con el objetivo más que claro de entregar a bancos y aseguradoras la parte del león de ese SPP.
Ante esta perspectiva, los futuros pensionistas solo pueden esperar:
  1. Que su pensión inicial sea más baja.
  2. Cobrarla durante menos tiempo.
  3. Que serán más pobres cuanto más tiempo vivan.
¿QUE SE PODRÍA HACER?
Se deberían de tomar medidas para aumentar los ingresos, (algunas de ellas, podrían ser inmediatas, sin modificaciones legislativas), en vez de medidas de recortes de gasto, pero como hemos dicho anteriormente esas serían otras políticas diferentes. Pero esto corresponde al Gobierno, y no lo hará, no lo hará, si entre todos no somos capaces de presionarle, con muchos actos de este tipo, y con presión en la calle. Señalaremos algunas medidas que se podrían adoptar.
  1. España podría aumentar el gasto en pensiones sin problemas hasta un 15% del PIB en línea con países como Francia o Italia. España destina actualmente un 11’7% de PIB. (Ignacio Zubiri)
  2. Potenciar la inversión en I+D para volver a generar empleos de alto valor añadido, que de posibilidades de vida a nuestros jóvenes Y aumenten los ingresos.
  3. Aumentar la base de cotización limitada hoy en día a 3.751,20 euros. Esto supondría una inyección de 7.500 millones de euros (CCOO). Tenemos unas 300.000 personas, que superan este tope.
  4. Retirar a la Seguridad Social los gastos impropios, como pago de nóminas, mantenimiento de edificios, que corresponderían a los PGE, esto supondrían unos 4.000 millones de euros.
  5. Retirar las subvenciones a los PPP, los salarios de hoy no los permiten, son deficitarios y solo sirven para cobrar comisiones. Solo los buenos salarios pueden acceder a ellos, y nos suponen un coste aproximado de 2.000 millones anuales.
  6. Pagar las tarifas planas de fomento del empleo, con cargo a la partida del Ministerio de Trabajo, pero no de la Seguridad Social.
  7. Aumentar exponencialmente las inspecciones de Trabajo, para poner coto a los falsos autónomos, o los millones de horas extraordinarias que se hacen, pero que ni cotizan, ni en muchos casos se pagan.
  8. Perseguir el fraude y la evasión fiscal, como corresponde a un país avanzado de la UE. En estos dos aspectos tenemos unos agujeros de 19.000 y 90.000 millones reconocidos por las propias autoridades.
  9. Estudiar una solución a la robotización de las empresas, que se produce de forma acelerada, así como a denominada revolución 4.0 que tenemos en puertas, y que destruyen miles de puestos de trabajo, sin contraprestaciones a la sociedad.
  10. Revertir en la sociedad una parte importante de la productividad que genera la implantación de las nuevas tecnologías.
  11. Proceder de forma urgente, a una verdadera reforma fiscal, que cargue realmente el peso del sostenimiento de la sociedad en los que más tienen, que elimine la desproporción abismal que crece sin parar entre ricos y pobres, y que tiende a eliminar (si es que no lo ha hecho ya) la denominada clase media.
¿QUE PODRIAMOS HACER NOSOTROS?
La Marea Pensionista desde hace cuatro años, y ahora, junto con la Coordinadora Estatal de la que formamos parte, tratamos de que un tema de tanta trascendencia como este se debata en la calle, que no sea como ha venido sucediendo, que unas tertulias de TV sean las protagonistas de un debate en el que nos jugamos mucho, ya que nos afecta a todos, más a los futuros, que a los presentes.
Hemos trabajado duro, pero hemos trabajado además con múltiples dificultades, de edad, de movilidad, de salud, económicas, de organización, de logística, de atención a nuestros nietos/as, … pero hemos conseguido con nuestro esfuerzo, romper el discurso monolítico que nos decía que la única solución eran los recortes, cargarse el SPP. Recuerdo una frase de la Defensora del Ciudadano de Terrassa el día que hicimos la presentación en esa ciudad de la Marea Pensionista, decía: (De los movimientos sociales que he estudiado, es el de la Marea Pensionista el más me ha gustado, y ha sido así, porque su gente no lucha por sus pensiones, sino por las nuestras, por las de los demás). Hemos de decir también, que hemos trabajado con la ayuda inestimable de grupos de abogados, como el Colectivo Ronda, o de economistas como el Seminario de Economía Critica Taifa u otros muchos como la compañera presente en la mesa Carolina Gala, Ramón Franquesa ….
Este duro trabajo está empezando a dar frutos y a cambiar ese discurso monolítico del que hablaba anteriormente, por otro discurso de posibilidades de vida digna para todos. Y ese trabajo también ha conseguido que en el mes de julio pasado, entrara al Congreso de los Diputados una PL que recoge nuestras aspiraciones y propuestas. Sabemos cuáles son las condiciones políticas actuales, la dificultad de que esa PL se convierta en Ley, pero vamos a luchar por ello con todas las fuerzas de que seamos capaces, y eso es lo que estamos haciendo aquí y ahora. El martes supimos que el Gobierno había vetado que esta PL se debatiera en el Congreso, una prueba más de la clase política que tenemos.
Queda muchísimo trabajo por hacer que no podremos nosotros solos realizar, por eso pedimos que estas jornadas se multipliquen en todos los foros posibles, universidades, institutos, sindicatos, centros de trabajo. Que los intelectuales, abogados, economistas, graduados sociales, se impliquen de verdad en algo tan importante para la sociedad. Pedimos a los políticos y legisladores, que pisen la calle, que no se alejen del pueblo al que representan, que dejen de legislar en función de las presiones de los lobbies, que estén atentos a las demandas de la sociedad, y que se avancen a los problemas de la gente.
Pedimos que la Judicatura, que además de dictar sentencias ajustadas a la Ley, no gire la cabeza a la sociedad de la que emana, entendemos que la Ley es un instrumento de justicia, sí, pero de justicia social, y las leyes están frecuentemente desfasadas con relación a las demandas de la sociedad. No entendemos como el TJUE pueda corregir tanto a los tribunales Españoles, como no entendemos la sentencia del TC en relación con la congelación de las pensiones del año 2.012, así como tampoco entendemos porque ni los grupos políticos ni ningún otro estamento sindical, administrativo o judicial, no haya planteado ni tan solo en la calle o en los medios de comunicación, la más mínima discrepancia con una sentencia que afectó a 9 millones de ciudadanos/as.
Aunque aquí sí, hemos de reconocer la valentía de la Magistrada del Juzgado de lo Social Nº12 de Barcelona al dictar a nuestro entender unas sentencias, más ajustadas a la realidad social de los/as pensionistas.
Termino, queda mucho por hacer, mucho más de lo que se ha hecho, pero estamos convencidos de que si contamos con la ayuda y el apoyo de todos vosotros, si continuamos por el camino recorrido, dando voz a los que no tienen voz, a los directamente afectados, estamos seguros de que conseguiremos, no solo mantener el SPP de todos, también de mejorarlo substancialmente, para los que vendrán detrás de nosotros.
 
Gracias por su atención. Domiciano Sandoval".
 

Video

.

Esdeveniments