Aquí estamos, otra semana más, esperando y reclamando que las promesas sobre la  consolidación del Sistema Público de Pensiones sean una realidad.  La Marea, como parte de las Coordinadoras Estatal y de Catalunya,  sigue su lucha porque todavía  ninguno de los anuncios se han aprobado o se han convertido en ley.

La Comisión del Pacto de Toledo, luego de aprobar que sea el IPC la base mínima de los incrementos anuales, debatió esta semana una propuesta del Partido Nacionalista Vasco para desarrollar planes de empleo gestionados por entidades sin ánimo de lucro, con representación de sindicatos y patronal, que competirían con las financieras.

 Esta parece ser una nueva variante para crear lo que llaman un sistema complementario del actual.  No se entiende que pretendan crear otro sistema paralelo al estatal, y además, sin la presencia del estado. Todo parece ser una maniobra  para “colar” otra forma de planes privados.

   Sobre estas cuestiones, el  Movimiento de Pensionistas de Vizcaya que pertenece a la Coordinadora Estatal, se pronunció categóricamente reclamando  de los partidos políticos “un posicionamiento claro y firme sobre las denominadas Entidades de Previsión Social Voluntaria,

 pensiones privadas que de  hecho son productos financieros que gozan de ventajas injustificables, no cotizan a la Seguridad Social y constituyen el instrumento elegido por el PNV para descapitalizar y atentar contra el Sistema Público de Pensiones”.  Finalizan los jubilados de Vizcaya diciendo que no asumirán ninguna política jurídica ni económica que persiga romper o dividir la “caja única” de las pensiones públicas.  Nosotros apoyamos esa firme posición.

   La ministra de Trabajo Magdalena Valerio en la reunión que mantuvo en octubre con los pensionistas de Bilbao, no garantizó un incremento en función del IPC a partir del 2020. Y sobre las reformas laborales del 2011 y 2013, que tanto perjudicaron a los trabajadores y a las cotizaciones, la ministra habló de “corregir” no de “derogar”. La expectativa se traslada entonces a los posibles decretos que haría el gobierno, cuyo contenido no sabremos hasta que hayan sido aprobados. Esa es la realidad.

    Es por eso, que junto con los compañeros vascos y nuestras Coordinadoras,  ratificamos la defensa del Sistema Público de Pensiones y la exigencia de que los partidos polìticos y el Estado, cumplan con lo que fija el art.50 de la Constitución:  

     “ Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. “ Y el mismo artículo añade que  “promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio”.   

     No bajaremos la guardia hasta que no se consolide el Sistema Público. Porque de eso no solo depende nuestro futuro, sino -lo que es más importante - el de nuestros hijos y nuestros nietos.

  

          GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LOS DERECHOS Y LAS PENSIONES SE DEFIENDEN

Video

.

Esdeveniments