Vídeo e imágenes de la concentración en defensa de las pensiones públicas realizada ante la sede del MACBA.

Een la céntrica Plaça dels Àngels del barrio del Raval barcelonés, donde la Marea Pensionista intervino en el acto del encuentro de municipios de “Ciutats sense por”, movimiento municipalista internacional contra el neoliberalismo, el fascismo y la extrema derecha

Amb el títol "Empremtes de Futur" se celebraran el dia 22 de juny de 2017, a l’espai Calabria66, les Segones Jornades de mitjans  de comunicació independents i moviments socials, organitzades per l'Agència de Premsa Internacional Pressenza, juntament amb altres organitzacions i col·lectius.

L'objectiu de les jornades és donar visibilitat a aquelles iniciatives i projectes que van conformant un nou model social, així com propiciar lligams entre les persones i col·lectius que les promouen.

Les jornades es desenvoluparan mitjançant taules temàtiques que comptaran amb participants de diversos moviments i organitzacions en les quals es presentaran breument els projectes en què estan treballant. S’intercanviarà sobre les dificultats del present i les aspiracions d'aquest futur que es desitja assolir.

Les diferents àrees temàtiques seran les següents: Mitjans de comunicació – No-violència i desarmament – Salut  – Educació – Governabilitat  – Economia – Habitatge i serveis – Sostenibilitat i medi ambient – Migracions.

A les 20.00 h, a l'Auditori, es posaran en comú les síntesis de les diferents taules i propostes conjuntes.

En el marc de les jornades es presentaran diversos projectes de comunicació, així com l'Informe Audiovisual #DDHHFronteraSur realitzat per Iridia, Novact i Fotomovimiento.

Les dificultats financeres per les que passa l’Hospital Sant Joan de Reus recauen des de fa mesos en els treballadors. La temporalitat de bona part de la plantilla -un 40% segons el Comitè d’Empresa- i l’impagament de part dels objectius variables del 2015 i de la totalitat del 2016 són alguns dels motius que han dut als treballadors a “tancar-se” 24 hores a l’hospital. Durant la tancada, que ha començat aquest dimecres a les nou del matí i té previst allargar-se fins dijous a la mateixa hora, s’han dut a terme xerrades per informar els treballadors de la situació.

Segons explica la presidenta del Comitè d’Empresa, Alicia Martín, a aquest diari, l’empresa (l’hospital forma part del grup Sagessa) ha incomplert els compromisos adquirits amb els treballadors i ha decidit de manera unilateral no pagar-los el corresponent dels seus objectius anuals pactats amb el centre hospitalari. “Fa anys que estem amb retallades i condicions laborals molt qüestionables a més d’un incompliment del conveni per part de l’empresa”, assegura Martín.

L’Hospital va registrar durant el 2016 un dèficit pressupostari de 8,4 milions. Amb l’objectiu d’alleujar la situació la conselleria de Salut va anunciar a l’abril durant una visita al centre que la Generalitat participarà en la governança del centre, de titularitat 100% municipal. És a dir que en certa manera agafarà les regnes del deficitari hospital, de només set anys de vida, i el Servei Català de la Salut tindrà un 55% de la titularitat de l’entitat mentre que el consistori tindrà un 45% tot i que n’ostentarà la presidència del Consell d’Administració. “L’entrada de la Generalitat servirà perquè es disminueixin els riscos als quals estaven sotmesos els treballadors”, va assegurar llavors el conseller de Salut Toni Comín en un intent de tranquilitzar-los.

Para analizar la actual situación que atraviesa el sistema público de pensiones, es necesario recordar los brutales ataques, recortes y pérdida de derechos que ha sufrido el mismo con los gobiernos del PSOE y del PP:

• Año 1985 (gobierno del PSOE). Se convoca una huelga general contra la reforma de pensiones propuesta por el gobierno. Se aumenta de 2 a 8 años el periodo de cómputo de la base reguladora, que determina la cuantía de la pensión de cada trabajador.

• Año 2006 (Pactos de Toledo). Las pensiones, que dependían de los Presupuestos Generales del Estado, se pagan con las cotizaciones a la Seguridad Social. El periodo de cómputo para el cálculo de la base reguladora aumenta de nuevo, y pasa de 8 a 15 años. Se introducen los planes privados de pensiones y los planes privados de empresa. Ello supone un deterioro del servicio público de pensiones, al estar expuesto el mismo a las crisis del sistema capitalista, como ha quedado de manifiesto en la actual crisis. La voracidad del sistema financiero especulativo y de los bancos pone su mira en el desarrollo de estos planes privados, repitiendo una falsedad manifiesta: “el sistema no es sostenible”.

• Reforma 27/2011 (gobierno socialista). Aumenta la edad de jubilación de 65 a 67 años. El periodo de cómputo pasa de 15 a 25 años (se computan los 300 últimos meses, no los 180 como anteriormente). Los años mínimos de cotización pasan de 35 a 38,5 años. El hachazo de esta reforma supone, según los expertos económicos, una proyección de pérdida económica en torno al 20% los próximos años.

• Reforma 23/2013 (gobierno del PP). Introduce el índice de revalorización 0,25 y el factor de sostenibilidad ligado a la esperanza de vida. Con una inflación (incontrolada por el gobierno) en torno al 3%, supone reducir el poder adquisitivo de los pensionistas de una forma inadmisible. Esta reforma significa, según los expertos, una proyección de pérdida del poder adquisitivo de alrededor del 15%, independientemente de la inflación.

Del 91,1% en 2010 al 80,0% en 2017. Más de once puntos en apenas siete años. Llámenlo como quieran, recorte, hachazo, tajo… Y no afecta a una partida cualquiera. Hablamos de las pensiones. En este caso, de las pensiones máximas. No es que hayan caído en términos absolutos. Eso habría sido un escándalo que ningún Gobierno puede permitirse. El truco es más sutil. Lleva años en marcha y en la última década se ha acentuado la tendencia.

Es la reforma silenciosa del sistema de la que ya hemos hablado en Libre Mercado anteriormente. Ese mecanismo sigiloso por el que el modelo contributivo se va convirtiendo, poco a poco, en asistencial y que provoca que haya que cotizar mucho más para recibir mucho menos. Los expertos alertan de que, si no se hace nada, el camino emprendido nos lleva a un recorte mínimo de un 30-40% de la relación salario/pensión para 2040. Y no parece que haya nadie dispuesto a hacer nada. De hecho, si acaso, los partidos lo que proponen en sus programas es dar una vuelta de tuerca extra.

Los datos

Las cifras pueden verse en el siguiente cuadro del Informe Económico Financiero del Proyecto de Presupuestos para 2017 de la Seguridad Social (página 203). En 2010, la pensión máxima era de 2.466 euros; en 2017, había subido hasta los 2.573’7 euros (en 14 pagas, algo más de 36.000 euros).

El Gobierno ha reconocido que no aplica desde 2012 el aumento en la pensión de viudedad como marca la propia legislación por "la débil situación financiera" de la Seguridad Social y que, por ello, ha aplazado cada año la entrada en vigor de esta medida, informa Europa Press.

Así figura en una respuesta parlamentaria recogida por Europa Press a los diputados de Ciudadanos  Marcial Gómez Balsera y Sergio del Campo, que habían preguntado por qué el Ejecutivo "ha venido suspendiendo y aplazando el mandato legal" recogido en la propia Ley sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social.

Los diputados de la formación recordaron que una disposición adicional de esta misma ley dispone una subida de la base reguladora para las pensiones de viudedad del 52% al 60%, siempre que cumpla determinados requisitos, cuya aplicación ha sido suspendida "reiteradamente" desde 2012.

Así, el segundo punto de esta disposición señala que la aplicación de este porcentaje "se llevará a cabo de forma progresiva y homogénea en un plazo de ocho años, a partir del 1 de enero de 2012".

"Un importante coste para el sistema"

Video

.

Esdeveniments