Hemos logrado movilizar a más de un millón de personas en Defensa de un Sistema Público de Pensiones en el que se garanticen unas cuantías suficientes de las mismas, la derogación de las Reformas del año 2.011 y 2.013 que endurecieron las condiciones de acceso y bajaron extraordinariamente las cuantías de las mismas, además de exigir al Gobierno del Partido Popular un aumento anual acorde con el IPC y la garantía de estabilizar las mismas a través de los Presupuestos Generales del Estado. 

NOTA DE PRENSA DE LA COORDINADORA ESTATAL POR LA DEFENSA DEL SISTEMA PUBLICO DE PENSIONES

Ayer 17 de Marzo, en más de 145 ciudades y poblaciones importantes de España, hemos logrado movilizar a más de un millón de personas en Defensa de un Sistema Público de Pensiones en el que se garanticen unas cuantías suficientes de las mismas, como dice el artículo 50 de la Constitución Española y la derogación de las Reformas del año 2.011 y 2.013 que endurecieron las condiciones de acceso y bajaron extraordinariamente las cuantías de las mismas, además de exigir al Gobierno del Partido Popular un aumento anual acorde con el IPC y la garantía de estabilizar las mismas a través de los Presupuestos Generales del Estado

Los jubilados vuelven este sábado a la calle para reclamar unas pensiones dignas en un centenar de manifestaciones convocadas en las principales ciudades del país. Se movilizan, como llevan semanas haciendo, contra la gestión de un sistema que reduce su poder adquisitivo mientras desde el Gobierno y la órbita neoliberal se alimenta un discurso de miedo y angustia, con mensajes inquietantes sobre la supuesta insostenibilidad del sistema de previsión social que proyectan, pese a su blindaje constitucional, sombras de escasez sobre su futuro.

“Los discursos de miedo provocan inquietud y sensación de insatisfacción en la población. Es difícil imaginar lo que supone para los mayores, que tienen poco margen de maniobra, recibir todos los días mensajes que insinúan que su principal fuente de ingresos corre peligro”, explica Ángel Sanz, profesor de Política Social y de Sociología en la Universidad de Zaragoza, ya retirado, para quien “el objetivo directo de esos mensajes es deteriorar el sistema público de pensiones y favorecer el privado”.

Esos mensajes inquietantes sobre el futuro de las pensiones desde el Gobierno, apoyados desde otras instituciones y entidades de la órbita neoliberal y culminados con el popurrí de datos tergiversados y los anuncios inconcretos que Rajoy desplegó el miércoles en el Congreso, han sido frecuentes en los últimos meses.

Es fundador y portavoz de Marea Pensionista, impulsor de la Coordinadora Estatal en Defensa de las Pensiones y ha llevado la subida del 0,25% de las pensiones al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Domiciano Sandoval ha dedicado la mayor parte de los últimos cinco años a defender el sistema público de pensiones. Fue el primero en llevar a los tribunales la subida del 0,25%, y consiguió que se presentaran miles de demandas de pensionistas en contra de esta medida. Colapsaron los juzgados de lo Social de Barcelona y llegaron hasta el Tribunal Constitucional que finalmente desestimó las demandas en una sentencia polémica. Hace unos días, Domiciano ha elevado su demanda al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, que deberá pronunciarse sobre la materia.

Aquellas demandas fueron el germen de Marea Pensionista, un movimiento social que se ha extendido por Cataluña y que ha impulsado la creación de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema de Pensiones, una de las organizaciones protagonista de las movilizaciones.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido este miércoles para hablar de uno de los temas que más preocupación despiertan: las pensiones. De su discurso, lleno de datos e ideas que el Ejecutivo ha repetido hasta la saciedad, destacan dos ideas: que no hay marcha atrás en las últimas reformas de las pensiones, es decir, que las pensiones no se volverán a revalorizar según el IPC, y que el Gobierno incluirá en los Presupuestos Generales ayudas fiscales a los pensionistas y mejoras en las pensiones mínimas y de viudedad. 

Rajoy lo ha dejado claro: no hay marcha atrás en las últimas reformas de las pensiones, ni la de 2011 (pactada por el Gobierno de Zapatero con los agentes sociales) ni la 2013, que aprobó unilateralmente el Ejecutivo del PP. Y eso, en la práctica, echa por tierra una de las demandas más claras de oposición y sindicatos: que la subida anual de las pensiones vuelva a ligarse al IPC y no a la fórmula que en los últimos años arroja un aumento del 0,25%.

Las reformas, ha dicho Rajoy, requieren de "un mínimo consenso" y de un "debate sereno" del Pacto de Toledo, "que hoy requiere de un nuevo impulso pero no de una rectificación". "Su importancia es no volver a empezar de cero. Les propongo seguir avanzando sobre lo ya construido y no dar vuelta atrás en ninguna reforma de las que se han hecho en democracia", ha lanzado el presidente.

El 17 de marzo está está prevista una nueva jornada de movilización general en defensa del sistema público de pensiones, que previsiblemente volverá a llenar las plazas y calles céntricas de las principales ciudades del Estado

Expressem el nostre total suport a la jornada de mobilització i vaga general del proper dijous 8, Dia Internacional de la Dona Treballadora.

Ens unim als seus reivindicacions i la seva convocatòria com "lliures, vives, feministes, combatives i rebels" en defensa dels seus drets.

Perquè ja és hora que desaparegui la desigualtat salarial que marca diferències entre homes i dones en treball i jornades laborals iguals. Ens pronunciem en defensa de tots els seus drets, la qual cosa suposa denunciar la discriminació, el masclisme i la postergació laboral o professional.

Això implica canviar actituds, mentalitats i lleis. La llibertat de les dones és part fonamental de les lluites col·lectives per un món millor, contra totes les desigualtats imposades per governs o sistemes opressors.

La nostra, la dels jubilats i pensionistes, és avui pel manteniment del sistema públic de pensions, el compliment integral de l'article 50 de la Constitució, però també per salaris dignes i igualitaris entre homes i dones i pel reconeixement del que significa el potencial de les dones en el desenvolupament i avanç de la sociedad.humana.

Video

.

Esdeveniments