Han convertido a Bilbao en la capital de la protesta. Da igual que llueva o truene, cada lunes y en cada cita que convocan a través de su red de asociaciones, miles de jubilados se movilizan para reclamar al Gobierno y a la oposición unas pensiones justas. Son un ejército, en Bilbao y en el resto de España, y han dejado de lado las diferencias ideológicas, para luchar por lo que les une: los derechos laborales y sociales que lograron con mucho esfuerzo en el pasado. Pero en Bilbao la lucha no decae.

De hecho, este lunes 26 de marzo, han vuelto a concentrarse allí y en Vitoria un nutrido grupo de pensionistas, pese a que el clima no acompaña. La imagen de decenas de miles de pensionistas de Bizkaia desafiando algunos días los avisos naranja de nieve, granizo y viento que ha dado la vuelta al mundo no es un hecho esporádico.

¿Por qué? “Nos movilizamos por la dignidad, por la supervivencia y por el futuro, y lo hacemos sin banderas”, explica el portavoz de Nagusiak, la Asociación Vizcaína por unas pensiones Dignas, José Ramón Landaluce. No importa ser ni derechas ni de izquierdas, ni nacionalistas ni constitucionalistas ni independentistas, y han dejado a un lado eso de considerarse español o vasco, o más de uno que de otro. Son pensionistas y comparten la "enorme desgracia" de ver cómo les cuesta llegar a fin de mes, y la preocupación de que con decisiones como la de implantar el factor de sostenibilidad el próximo enero, o la desvinculación del IPC como un mecanismo de actualización, cada día que pasa pierden poder adquisitivo.

Los enfermos españoles también están siendo los grandes paganos de los recortes. Parece que el sistema de la Seguridad Social ni es tan seguro ni es tan social. En España, cada vez es más difícil para los trabajadores acceder a una incapacidad permanente por enfermedad o dolencia que impide trabajar.

Carlos Sardinero, abogado del Defensor el Paciente y especialista en Derecho sanitario, asegura que en los últimos tres años ha aumentado el número de denegaciones de incapacidad en todos sus tipos (parcial, total, absoluta y gran invalidez) y el número de litigios.

Las enfermedades traumatológicas, muchas asociadas a las neurológicas; las patologías de tipo digestivo, como la de Crohn; las de origen psiquiátrico; las metabólicas, así como las alergias, en su grado más alto, como la sensibilidad química múltiple, e incluso la esclerosis múltiple son las más afectadas.

El porcentaje asciende al 28% de pensionistas con una renta inferior a los 400 euros.

Los copagos penalizan de manera directa a las personas más pobres y más enfermas, acumulando riesgos sobre su salud

Un 16,83% de pensionistas no retiran los medicamentos prescritos de la farmacia por motivos económicos. El porcentaje se eleva al 27,29% con una renta inferior a 400 euros mensuales.

Los datos, extraídos de encuestas realizadas en centros de salud a pensionistas que acudieron a consulta no urgente y elegidos de manera aleatoria, muestran, según la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) cómo repercute el recorte de las pensiones en la salud física y mental de la población.

Las consecuencias de esta situación se derivan de distintas medidas legislativas adoptadas por el Gobierno del PP y que están afectando a la capacidad adquisitiva de las personas pensionistas. Primero fue la desfinanciación de medicamentos y luego el copago farmacéutico que el RDL 16/2012, entre otras medidas regresivas. Posteriormente la reforma de las pensiones del 2013, con un máximo de aumento anual del 0,25%.

Hemos logrado movilizar a más de un millón de personas en Defensa de un Sistema Público de Pensiones en el que se garanticen unas cuantías suficientes de las mismas, la derogación de las Reformas del año 2.011 y 2.013 que endurecieron las condiciones de acceso y bajaron extraordinariamente las cuantías de las mismas, además de exigir al Gobierno del Partido Popular un aumento anual acorde con el IPC y la garantía de estabilizar las mismas a través de los Presupuestos Generales del Estado. 

NOTA DE PRENSA DE LA COORDINADORA ESTATAL POR LA DEFENSA DEL SISTEMA PUBLICO DE PENSIONES

Ayer 17 de Marzo, en más de 145 ciudades y poblaciones importantes de España, hemos logrado movilizar a más de un millón de personas en Defensa de un Sistema Público de Pensiones en el que se garanticen unas cuantías suficientes de las mismas, como dice el artículo 50 de la Constitución Española y la derogación de las Reformas del año 2.011 y 2.013 que endurecieron las condiciones de acceso y bajaron extraordinariamente las cuantías de las mismas, además de exigir al Gobierno del Partido Popular un aumento anual acorde con el IPC y la garantía de estabilizar las mismas a través de los Presupuestos Generales del Estado

Los jubilados vuelven este sábado a la calle para reclamar unas pensiones dignas en un centenar de manifestaciones convocadas en las principales ciudades del país. Se movilizan, como llevan semanas haciendo, contra la gestión de un sistema que reduce su poder adquisitivo mientras desde el Gobierno y la órbita neoliberal se alimenta un discurso de miedo y angustia, con mensajes inquietantes sobre la supuesta insostenibilidad del sistema de previsión social que proyectan, pese a su blindaje constitucional, sombras de escasez sobre su futuro.

“Los discursos de miedo provocan inquietud y sensación de insatisfacción en la población. Es difícil imaginar lo que supone para los mayores, que tienen poco margen de maniobra, recibir todos los días mensajes que insinúan que su principal fuente de ingresos corre peligro”, explica Ángel Sanz, profesor de Política Social y de Sociología en la Universidad de Zaragoza, ya retirado, para quien “el objetivo directo de esos mensajes es deteriorar el sistema público de pensiones y favorecer el privado”.

Esos mensajes inquietantes sobre el futuro de las pensiones desde el Gobierno, apoyados desde otras instituciones y entidades de la órbita neoliberal y culminados con el popurrí de datos tergiversados y los anuncios inconcretos que Rajoy desplegó el miércoles en el Congreso, han sido frecuentes en los últimos meses.

Es fundador y portavoz de Marea Pensionista, impulsor de la Coordinadora Estatal en Defensa de las Pensiones y ha llevado la subida del 0,25% de las pensiones al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Domiciano Sandoval ha dedicado la mayor parte de los últimos cinco años a defender el sistema público de pensiones. Fue el primero en llevar a los tribunales la subida del 0,25%, y consiguió que se presentaran miles de demandas de pensionistas en contra de esta medida. Colapsaron los juzgados de lo Social de Barcelona y llegaron hasta el Tribunal Constitucional que finalmente desestimó las demandas en una sentencia polémica. Hace unos días, Domiciano ha elevado su demanda al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, que deberá pronunciarse sobre la materia.

Aquellas demandas fueron el germen de Marea Pensionista, un movimiento social que se ha extendido por Cataluña y que ha impulsado la creación de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema de Pensiones, una de las organizaciones protagonista de las movilizaciones.

Video

.

Esdeveniments